Cuando estás frente a esa persona

Hola mi gente, espero que estén muy bien,

Hoy quiero hablarle sobre algo muy peculiar, que me ha estado pasando mucho en los últimos días, pero que también me ha ocurrido muchas veces en la pasado,

Se trata nada más y nada menos que de las emociones o reacciones que pueden ocurrir en nosotros cuando estamos delante de nuestra personita especial, esa que nos mueve el piso, que nos hace sentir maripositas en el estómago, esa misma personita que nos pone los pelitos de punta.

Yo tengo un amigo que es muy Casanova, es lo que llamamos un seductor profesional, estuve hablando con él acerca de mis sentimientos y hasta le pedí consejos, él como buen amigo que es y buen experto en el tema me dio varios tips, muy buenos tengo que admitir, uno de ellos era: tratar de encontrar algo en común con esa persona, un punto de partida, o un punto a donde se pueda volver en caso de que se necesite empezar de cero, me habló de crear ambiente, de crear afinidad y de tratar de hacer que esa persona deseé pasar tiempo contigo, todo fue muy bonito y hasta me sentí inspirada, pero he aquí donde comienza mi encrucijada, yo siempre digo que hablar es fácil, crear una estrategia, montar un plan, sencillo, ahora lo difícil es, llevar todo esto a la práctica, sobre todo cuando tu objetivo te resulta tan desafiante e imponente.

Imagina tener alguien frente a ti cuya mirada tenga el efecto de un disparo que atraviesa tu ser, alguien que cuando sonríe te hipnotiza al punto que pierdes sentido de tiempo y espacio, como llevar a cabo un plan de ataque cuando ni siquiera eres capaz de defenderte, si, se vuelve todo más complicado.

Mi amigo me dijo que tenía que estar a la viva para detectar cualquier oportunidad que pudiera propiciar un momento especial, para de esa manera crear afinidad, que mis sentidos tenían que estar bien alertas para no dejar pasar nada por alto, y pues nada, mi amigo tiene toda la razón, pero cuando estoy cerca de mi personita especial yo simplemente me paralizo, mi mundo se detiene, es como si cayera en un coma inducido, en una especie de trance, es como si sus ojos me lanzaran un hechizo poderoso que domina todo mi ser y se me hace muy difícil reaccionar.

Hay personas que provocan esos efectos en nosotros, más allá de la ilusión, es importante siempre estar abierto a lo que sea que pueda venir, una tendencia que existe cuando nos atrae una persona es el hecho de que la idealizamos, la vemos perfecta, imponente, imprescindible y cualquier cosita que pueda venir de ella para nosotros va ser como el cielo y no es más que ilusión óptica, no somos perfectos, somos seres defectuosos, aunque para ti exista alguien que te pueda parecer el mismo paraíso, no somos más que seres humanos, simples mortales, cuidado con los sentimientos amigos míos, pueden ser muy controvertidos,

Que estén muy bien…

4 comentarios sobre “Cuando estás frente a esa persona

  1. Creo que me ha pasado tantas veces que con el tiempo acabas acostumbrándote y dándote cuenta de que de primeras: hablar no te hace vulnerable. Tener una conversación cómo otra cualquiera no te hace menos. Segunda: es cierto, tendemos a idealizar tanto que precisamente, sacarse del miedo de hablar decir algun chiste o algo que te ha ocurrrido rompe el hielo. (cómo dicen por aquí) Y tercera: ¡que bonito es amar! dejarse llevar, sin miedos, sin restricciones, solo dos personas que pasan tiempo el uno con otro, y se motivan. Pero claro, entiendo lo que pude suponer quedarse congelada , bloqueada, y no saber qué decir. Me ha ocurrido.

    Gracias Yarela por ser tan cercana.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s